Hoy he incumplido todas las recomendaciones habidas y por haber. Esas que dicen que el kilometraje semanal ha de incrementarse un 10% como máximo de semana a semana, esas que hablan de que el gran peligro del barefoot running es hacer “too much, too soon” y demás voces inteligentes, formadas y bien intencionadas. Hoy, como buen español, he corrido por encima de mis posibilidades. Supongo que MUY por encima de mis posibilidades. Como decía en el título del post, esto del running, se me va de las manos…

Ayer estaba tranquilamente, a las 9 de la noche, disfrutando de un ron y una entretenida conversación, tras una estupenda BBQ entre amigos, cuando, a través de Whataspp me llega un mensaje de Tito, mi liebre en el 10k de la semana pasada, en el que me decía: Mañana a las 10 de la mañana en el Parque. ¿¿?? Con lo bien que estaba yo tras el vino, la carnaza y disfrutando de la compañía !! Pero me pudo la curiosidad, y le contesté. Al final resultaba que hoy domingo habia una carrera de 5k, con motivo de las Fiestas del Pilar, y había quedado para hacer de liebre otra vez. Y yo, supongo que envalentonado por la tarde que llevaba encima, me animé también, a pesar de que en toda la semana había salido a trotar… cero días !! Además, me animé no sólo a la carrera, sino que incluso me apunté a ir trotando desde su casa hasta el parque. Toma ya !! Cuánta imprudencia, como luego descubriría…

9:30 de la mañana. Aparco el tanque en casa de Tito, y salimos trotando hacia el Parque Grande de Zaragoza, donde se iba a celebrar la carrera. China, chana, china, chana, con los FiveFingers, hablando y comentando temas, vamos avanzando a un ritmo “razonable“. Al final salen 6,5k a 5,42m/k. Una vez allí, y tras encontrarnos con el resto de la gente con la que habíamos quedado, nos toca esperar una media hora hasta que empieza la carrera, quedándonos helados entre tanto, pero no había alternativa. En cuanto dan la señal, Tito y yo sin dorsal, el resto debidamente identificados, nos lanzamos a trotar. 5k a 5,50m/k, que las piernas empiezan a estar un poco cansadas. En cualquier caso, bien, otra vez bien. Trote cómodo, agradable y disfrutón. Una vez en meta, sumaba ya en las piernas 11,5k. Y ahí tenía que haber parado !! De hecho, hasta me han venido a ofrecer un masaje de descarga, y he estado SUPER tentado de aceptarlo, y volverme a casa en autobús (para eso llevaba 2€ en el bolsillo de las mallas…) pero al final, me he venido arriba.

Junto con Tito y otro amiguete más, que apareció a mitad de carrera, hemos vuelto a ponernos a trotar, enfilando el camino de vuelta, que encima era subida. Los primeros dos kilómetros, más o menos bien. El tercero ya empezaba a flojear. En los siguientes ya me pinchaban las rodillas e iba flojo. Por suerte en ese momento ha llamado Maria, preocupada porque había salido de casa hacía casi 3 horas, y tras preguntar dónde estábamos, ha aparecido con el coche para ahorrarme el último empujón. Es una bendita !!!

Al final han salido 16,6kms, 1h 40m en tres bloques de carrera. El último seguramente me ha sobrado. Eso si, he llegado a meta. Sufriendo, pero sin mayor problema. Ahora me tiran las dos rodillas un poco, y noto los gemelos algo tensos. Supongo que porque sigo sin estirar bien. Pero lo que me sorprende es que me molesta practicamente igual que la semana pasada tras los 10k. Digamos que las molestias no son proporcionales a la barbaridad que supone para mi cuerpo haber corrido todo lo que hoy he corrido. Veremos cómo amanezco mañana…

En cualquier caso, a partir de ahora espero tener un poquico más de cabeza, y avanzar más lentamente, que si no, en lugar de en Semana Santa como tenía previsto, voy a acabar haciendome una media maratón en Navidad… 😉

Go ! Go! Go!

PS.- Hoy seguía llevando el Nike+ – sigo sin decidir qué reloj GPS comprarme… – y no es capaz de aguantar en pausa y reanudar la captura de datos en una sóla salida, por lo que he acabado con 3 distintas. A ver si me las descargo de Nike+ y las empalmo antes de subirla a Runkeeper… si es que descubro cómo !!