Semana rara. Lluviosa y festiva, que ha tenido un puente que al final hemos podido disfrutar. María se tomó fiesta el viernes, y yo – ventajas de vivir una vida laboral digital -, no he tenido ningún inconveniente en subir al Pirineo a disfrutarlo. Y vaya si lo hemos disfrutado !!

La semana empezó algo vagoneta, encontrando excusas para saltarme el primer dia de running matinal. Seguía con algo de agujetas, hacía frío, y estaba muy oscuro con eso del cambio de hora, de modo que mi lado vago – el predominante, especialmente a las 6:30 AM – ganó la partida. Lunes en blanco.

El martes tocaba sesión de CrossFit. En teoría el WOD incluía correr, pero como seguía lloviendo en Zaragoza, Sergio se inventó una alternativa rápidamente, y al final fueron: 40 double-unders, 10 thrusters (30k), 30 burles, 20 thrusters, 40 pull-ups y 30 thrusters. Bien, vamos, algo suave según su criterio…

El miércoles por la tarde nos escapamos a Jaca. Mi idea era salir a trotar suave el Jueves, pero por la mañana nos dedicamos a hacer cosas, escapada a Bedous (FR) a ver si estaba el mercado para comprar quesos y mermeladas incluida, y se pegó toda la tarde lloviendo mucho (y no tengo una prenda adecuada para eso, va a haber que incluirla en la lista de desos), así que también pirola de esa salida, que cambiamos por encender la chimenea y cenar a la brasa… 😉

El Viernes, nos escapamos a andar un rato por Biescas. 13k por bosques y pista muy chulos, en una circular Biescas-Santa Elena-Biescas. La idea original era otra ruta, descubierta en un blog muy recomendable (especialmente si eres de Zaragoza o te van los Pirineos, ya que todos los jueves sube un parte meteorológico MUY bueno…), que se iba hasta los 19k, pero empezó a chispear, y acortamos la ruta para evitarnos problemas mayores (otro catarro no, por favor!!).

El sábado, y esta vez sin María, cumplí una cosa que me apetecía muuuucho: salir a trotar en otoño por el bosque del circuito de fondo de Somport, que estaba precioso. Fueron 9k trotando con los FiveFingers sobre un colchón mullido de hojas y barro (excepto por la parte de Candanchú, que ya no es bosque, pero estaba igual de mullido) que fueron una auténtica gozada. Creo que fue el empujón definitivo para volver a pasarme por Osso a mirarme otra vez (y comprar una de las dos) las NB Minimus Trail o los FiveFingers de trail, que mis KSO en según que situaciones, resbalaban un poco…. En cualquier caso, quiero más tierra. El asfalto es aburrido !! Y mis plantas necesitan todavía una mínima protección si hay piedras.

Hoy Domingo ha sido otra vez dia en blanco. Volver a Zaragoza, perros, aperitivo, lluvia… pero vamos, que estaba así previsto, que hoy no ha sido escaqueo !!

A ver qué tal se da la semana que viene, y si sigo recuperando el tono tras los últimos excesos… 😉

Salud !!