Barefoot on fireHoy la he cagao. Otra vez. No escarmiento. Había pensado salir a trotar a primera hora de la mañana, pero como estábamos “convocados” para BBQ en casa de un amigo al mediodía, al final he cambiado los planes y me he metido al ordenador un rato a acabar un tema que tenía que acabar si o si (reunión mañana lunes…), con la idea de ir trotando luego hacia el olor del carbón y las chuletas.

Dicho y hecho. Un rato de currar. María se ha ido por delante, y yo a eso de las 13:15 he salido. El plan, adaptarme a cómo me sintiera. Opciones tenía unas cuantas, desde ir directo, que son unos 6k, a desviarme un poco y alargar todo lo que pudiera. Pero no ha podido ser. He salido descalzo y sin Plan B. O sea, que no llevaba los FiveFingers en la mano “porsiaca“. Mal. Error. Cagada. FAIL. Sabéis cómo quema el asfalto a esas horas ????? Al kilómetro y poco me he tenido que parar en una sombra, porque me notaba ya las plantas en ebullición. Qué horror. No aprendo. Ya me pasó lo mismo el año pasado en Jaca en Agosto.

Yo pensaba que ya estaría más curtido (salgo TODOS los días a pasear al perro descalzo, por asfalto, parque, césped y lo que salga), pero no. Ahora ando como si en el suelo hubiera cristales. No me ha salido ampolla – lo quemado está por dentro… – pero voy hiper incómodo, con molestias, si me descalzo. Así que ya lo se. En verano, FiveFingers. O igual me animo y me compro unas luna sandals de esas para probar, pero vamos, por asfalto, en verano, como que no.

Por lo demás, en lo deportivo, semana apañadita. 2 sesiones de CrossFit, 1 salida trotona de 10k, y el intento fallido de hoy de 2.5k. A ver qué tal se da la semana que viene…

Salud!

L.