Vuelven los dolores, esta vez en la cara interior de la espinilla, supongo que por sobrecarga de aquilés o similalr. Una mierda, vamos… 🙁