Semana extraña, con dos variaciones sobre las anteriores: El martes me reenganché al CrossFit, y desde el miércoles al viernes he estado en Mallorca por trabajo. Consecuencias de esto: He tenido agujetas hasta el sábado de la sesión del martes, y durante mi estancia en Mallorca, sólo pude meter una sesión corta de running. Con todo y con eso, ha acabado saliendo una semana con tres actividades, que tampoco está mal.

La sesión del martes en Burpee Crew fue bastante simple. Backsquats, subiendo peso poco a poco hasta que llegamos a 70k creo recordar y luego el WOD fueron 10 minutos AMRAP de 30 jumping jacks, 30 push ups y 30 abdominales (tijeras). Una vez más, como cada vez que alguien empieza en esto del CrossFit (o se reengancha tras una larga ausencia, como es mi caso) te sirve para humillarte dejándote claro lo bajo de forma que estás. Fatal. Las push ups directamente eran peor que la muerte. Los hombros ardían y los tríceps no eran capaces de aguantar mi peso. Humillante, insisto.

El miércoles por la tarde, con algo de agujetas pero llevaderas, salida trotona por Palma. 30m y 5k y manteniendo las pulsaciones bajo control. Todo en orden, salvo las mallas, segundas Under Armour que se me revientan por la costura de la cara interna de los muslos. Mal. No creo que repita, aunque reconozco que el diseño y las prestaciones de las compresivas me gustan mucho. Pero me duran demasiado poco.

Jueves, Viernes y Sábado con unas agujetas de la muerte por culpa de la sesión del martes. Abductores y tríceps acortados, y dorsales (la caja de las costillas) doloridos. Piltrafilla total. Re-humillación diferida que diría un político.

Hoy domingo, ultra pereza por la mañana para salir a trotar, pero anoche me dejé la ropa preparada a idea, para “obligarme” y finalmente he salido. 1h03 en ayunas y he acabado haciendo 10k. No los 10k oficiales, como estaba previsto inicialmente, sino por mi cuenta y riesgo, pero 10k terminados, que es lo que cuenta. Notando el trabajo, pero sin sufrir demasiado para acabarlos. Eso si, quedan 6 semanas para la Behobia, y me da a mi que lo más inteligente sería borrarla también del calendario y poner a la venta el dorsal. Yo soy un “ludorunner“, vamos, que corro para pasarlo bien y por la cerveza y la comida de después, y no tengo ningún interés en sufrir para terminar una carrera, sea la que sea, por el mero hecho de terminarla. En ese sentido, yo creo que la I Lorentzero Trail Rais tiene más puntos para entrar en el calendario. 2 semanas me doy para tomar decisión definitiva, aunque el espíritu y participantes de esta última ya me tienen robado el corazón. Veremos qué hago al final…

Salud!

L.