October 2015

La angustia claustrofóbica de las resonancias

Qué jodida es la cabeza cuando quiere. Y cuánto manda la tía. Pero cuando el coco dice no, es que no. Y hay que enseñarle poco a poco a mandar un poco menos. O al menos mandar un poco menos en cosas que nos hagan pequeños y débiles, y a mandar un poco más en pensamientos que nos hagan grandes y fuertes.

44. Seguimos avanzando.

Por suerte, seguimos cumpliendo años. Tanto el blog (10 ya) como yo (44). Pero esto no se para. Hay que seguir avanzando. Aunque sea a trompicones. Adaptándonos a lo que podemos, no a lo que queremos hacer. #EsoEsAsi. Y #EsBien. 😉

Más cambios, y algún resultado.

Sigue la temporada de cambios. Pequeñas cosas, pero que poco a poco me van acercando a recuperar la forma y poder pensar – en cuanto me libre de las malditas lesiones – en tener una temporada de esquí épica, que es el objetivo más cercano. A por ella voy!!