Hoy tocaba salir a correr. 20 minutillos suaves para seguir poco a poco reacostumbrando el cuerpo a esto del correr, pero otra vez ha decidido Noé visitar Zaragoza, y se ha traído el diluvio universal con él.

Es cierto que cuando corría algo más en serio, entrenando para la Behobia-San Sebastián, le llegué a pillar el gusto a salir a correr con lluvia – de hecho, el tiempo que vivimos en Donosti, pocas más opciones tenía… – pero hoy caía con tal fuerza, que me ha parecido más prudente quedarme en casa tranquilo.

Pero a la media hora de haberlo decidido, me ha entrado el remordimiento, y como tengo el TRX colgado en el salón, he puesto el portátil en la mesa baja con la rutina de fuerza, y me he puesto a darle con ilusión. La verdad es que la ilusión me ha durado unos 5 minutos, tirando por lo alto, porque entre el calor, y lo flojo que estoy, al segundo ejercicio ya me temblaba todo. Cuando estás en forma, entrenar con un TRX es un entreno muy divertido, pero en mi estado… tortura medieval!! En cualquier caso, me gusta y me parece mucho más natural que ir a un gym a entrenar con máquinas, e incluso diría que el ejercicio que se hace es más completo, ya que se involucran muchos más grupos musculares en cada ejercicio. A mi desde luego ahora me duelen zonas de mi cuerpo que ni recordaba tener!

En cualquier caso, ejercicio hecho, distinto del previsto, pero hecho, que es lo que cuenta. Mi gran temor con esto es el de siempre: la forma. Soy consciente de que un ejercicio bien hecho y uno mal hecho se parecen demasiado, y que trabajando yo sólo lo fácil es perder la forma en cualquier momento, especialmente en cuanto empiezo a estar cansado. Tirar de la forma equivocada, en el ángulo equivocado, no bloquear lo que hay que bloquear, dejar caer brazos o piernas o lo que sea fuera de sitio, etc, etc, etc. Por eso prefiero ir poco a poco y escalar todos los ejercicios para hacerlos con poca resistencia/intensidad. Estamos empezando y además lo hago desde muy lejos de un estado de forma ideal, así que tocará apretar los dientes, ir con cuidado para no hacerme daño y armarme de paciencia. Porque esto va a ser largo. Porque esto va a ser duro. Pero va a ser.

Dia completado.

Suma y sigue!

L.