Después de varios dias con temperaturas por encima de los 35 grados incluso pasadas las 10 de la noche, a cualquier cosa llamamos “fresco”, es cierto, pero aprovechando que hoy han bajado temperaturas y que corría algo de brisilla, nos hemos calzado las zapas y nos hemos lanzado a la calle a trotar un poco.