Llegó el dia. He vuelto a pisar nieve. El momento – o la excusa – por el que decidí intentar volver a ponerme en forma el pasado Septiembre ha llegado. Y no podía estar más contento. Creo que el esfuerzo y el compromiso con el reto han merecido la pena. Diría que estoy más ágil y más fuerte. Los 9 kilos perdidos se notan, y las piernas aguantan más rato y más esfuerzo que antes. Ya puedo bajar fuerte la pista completa, carveando, metiendo rodilla, dejando correr los esquís, sin tener que tirar de excusas – voy a parar a esperar a Maria, mira qué paisaje tan bonito, espera que creo que me ha entrado una notificación, voy a ajustarme la bota un poco… – para parar en mitad de la bajada.

Hemos subido sábado y domingo. El sábado a Formigal, el domingo a Panticosa. Los dos días con esquís de pista. Ya tendré tiempo de calzarme la tabla de snow o de sacar a pasear los esquís gordos. La nieve la verdad es que está estupenda, y hay más de la que esperábamos encontrar. Además, muy poca gente en pistas, por lo que hemos podido ir a placer, ocupando el ancho completo y marcando bien los giros. El sábado empecé con algo de prudencia, porque el jueves, después de salir a trotar a las 7 de la mañana 45 minutos por Donosti – estaba allí por un compromiso de trabajo – noté un pinchazo en la rodilla que no me gustó nada, que me recordó demasiado a los pinchazos de antes de operarme la rodilla. Pero parece que tanto el baño vigorizante en el mar que me dí después del trote, como el reposo y el voltadol, han dado resultado, porque no me ha molestado nada en pistas. Así que, una vez hechas un par de bajadas de calentamiento, me apreté un punto las botas… y puse a prueba las patas. Sin problema, aguantaban sin rechistar, aunque forzara la máquina.

Así que nos hemos pegado el fin de semana entero arriba y abajo, gozando como cochinos de uno de los deportes que más nos gustan: el esquí. Y si ya hemos empezado temporada más fuertes que como la acabamos el año pasado… ¿qué aventuras nos esperarán este año? Yo tengo grandes expectativas para esta temporada. Pretendo subir más días (el año pasado fueron 46, ¿cuántos conseguiré subir este año?), ir más fuerte, y hacer cosas más grandes y más chulas. Pretendo aventurarme algo más, y hacer más escapadas de freeride. Tengo ganas de montaña! Así que ahora, toca no bajar el listón. Mantener el nivel… o incluso superarlo. No se muy bien qué debería hacer para mejorar equilibrio, fuerza y resistencia, pero seguro que Julio sabe qué hacer.

A mi me tocará seguir como hasta ahora. Siendo un alumno aplicado, y haciéndole caso. Que al final, si tienes a tu lado a un preparador físico, será para hacerle caso, no? Pues eso. Aprender, apretar los dientes y callar. Y a darle duro! Que este año va a ser MUY disfrutón. Lo veo, lo veo!

About Lucas

Señor mayor, tripero y cargado de vicios y dolores, pero que pese a todo intenta mantenerse (medio) en forma una vez superados los 40. Bastante alejado del prototipo de atleta. En realidad, bastante alejado de prototipos. En las redes, soy @CalvoConBarba.