Llega el frio, y con él llega la nieve, así que la cabeza se nos va irremediablemente al esquí y a pensar en cómo me gustaría afrontar este año la temporada.