Tras mucho – demasiado – tiempo sin pisar un box, me he vuelto a apuntar a uno que abren esta semana en mi barrio. Fui la semana pasada a una clase “de prueba” y aún sigo con agujetas. Y eso es lo que engancha! 😉